Las llamadas “citas rapidas” o speed dating no han quedado, ni demasiado menos, sepultadas por la expansion de estas aplicaciones sobre ligue.